Buenas tardes licenciado….

Como procurador adjunto me comunico con usted por este medio para reforzar mi petición de la acción inmediata AISS-0068-2019, la cual empecé en julio del año pasado porque quería ejercer como voluntario siendo médico ad honorem en una ONG en Santa Tecla la ciudad donde nací y crecí. He tratado y trabajado ad honorem con ONGs por años. El graduarme no depende de mi alma mater UJMD ya que el MINSAL si revisa mi expediente anterior SS-0490-2013 fue desde el principio la causa para no poder ejercer actualmente. Al terminar mi año social no aprobaron mi desempeño a pesar de hacer todo bien, todo mi trabajo, como retaliación por la denuncia de 2013 contra dicha institución en el expediente anterior la cual llegó a una resolución a mi favor y por discriminación directa por parte de mi jefe de unidad de salud, lo cual perpetúa la discriminación por mi condición a pesar de mis notas y currículum sólido tanto en el área médica como en el área creativa, se que me merezco ser médico graduado más que nada porque no soy una persona que dejaría morir a alguien como uno de mis jefes que continua trabajando en el MINSAL y que incluso esta en un decreto presidencial. Como el señor presidente dijo “urge graduar médicos” y es porque quieran o no, los necesitan y los van a necesitar más….en vez de estar quemando internos, deberían estar graduando y creando plazas para médicos. Sin embargo más allá de lo que dijo el actual presidente yo al igual que muchos otros incluidos médicos de post grado de la misma universidad no estamos graduados por los procesos engorrosos y arbitrarios. Mi título y el de otros depende del MINED (ministerio de educación) porque son ellos quienes le dan validez al título no importa la universidad, misma institución que se rehusó a reunirse conmigo dos veces el año pasado aún con la procuradora adjunta que llevaba mi caso. Ya que todas las instituciones excepto la universidad son gubernamentales una resolución no a favor o que no me de la oportunidad de obtener mi título y sello según la ley de equiparación de oportunidades estaría dando muy claramente la posición del procurador, la suya, junto a la del gobierno, diciendo muy fuertemente que no les interesan los médicos como han mostrado ya, sobre todo no les importa una mujer, menos una con una discapacidad o capacidad diferente a pesar de tener el mérito, que sólo soy un expediente o un número de acción inmediata más en sus registros. Asumo que usted es abogado y/o licenciado en ciencias jurídicas como otros de mis familiares y amigos, los procesos siempre los he llevado sola de manera activa y he prestado atención a la ley, como le dije en una carta abierta al procurador general, no traten de invalidar mi situación o creer que no se donde están mis derechos porque ya cumplí con mis deberes y menos dando una resolución neutra porque como le dije a la ex procuradora adjunta Mireya Tobar, no importa si tengo que ir a la corte iberoamericana en cualquiera de sus dos oficinas, con gusto llevo mi resolución si no es justa por más interpretaciones incorrectas que hagan de la ley. La ley es tal cuál y no se presta para interpretaciones que busquen torcerla. Le pido hacer lo correcto pero sobre todo lo que es justo. Lo hago no solo por mi sino para sentar un precedente para muchos estudiantes incluidos estudiantes de medicina para que tengan derecho a tener una carrera y un trabajo con trato digno con o sin discapacidades. Sigo porque se que no soy el único caso y aún si lo fuera se que habría más en el futuro. Como le mencioné a la universidad tanto a los rectores: honorario y el que ejerce el rol, más mi ex decano que ya falleció y al actual decano, citando a una ex fiscal: ustedes deciden si esto se vuelve una historia de éxito apoyada por ustedes, que inspire a buscar la verdad y luchar por ella o si deciden destruirla y cerrar los ojos para no ver la verdad porque les incomoda, porque no toleran a alguien que piense distinto, que buscan callar a alguien que no opina como ustedes y que por la misma discapacidad que tengo no soy como ustedes.

La decisión estará en unos pares de manos pero quiero que tengan en cuenta que yo siempre tendré opciones. Públicamente y profesionalmente. Algo que aprendí es que no es la institución la que tiene la última palabra siempre va a ser el usuario de cada instancia. Siendo de los pocos usuarios de la PDDH con una discapacidad con el grado académico para demandar a que cada uno de ustedes haga su trabajo, me obliga a no quedarme callada nunca, recae sobre mi la responsabilidad de seguirlo haciendo hasta el último día, sin cansarme y sin cerrar los ojos ni por un segundo. He sido diplomática con las explicaciones que me han dado más no las creo, que tenga una discapacidad no me hace estupida, todo lo contrario todas las discapacidades son compensadas y en mi caso particular quienes me conocen saben que puedo ser muchas cosas menos eso. Pero no voy a ser más tiempo diplomática con una resolución injusta o la falta de ella. Me informó el procurador adjunto de derechos Económicos, sociales y culturales que esta semana darían resolución porque ya era tiempo, obviamente después de casi un año para “resolver” una acción inmediata cuando en el curso normal toma sólo meses, en un tono sarcástico, al ser el sarcasmo algo que hablo fluidamente espero que el sepa el contenido de este correo y si puede se lo reenvíe al igual que al licenciado Apolonio Tobar. Por mi parte siempre me reservo el derecho de divulgar o no este contenido ya que fue escrito por mi. Los invito a todos que lo que sea que vayan a resolver, recuerden que yo tengo sumamente claro que sigue legalmente si mi resolución no es la correcta y creo a todos nos conviene seguir adelante con nuestras vidas sin más procesos, más que a nadie a ustedes porque yo no tengo un cargo público ni antecedentes penales. Y si dudan de mi fortaleza en cualquier momento quiero que vean el expediente de 2013 y la acción inmediata solo para que tengan una idea de lo resistente que soy y de lo que he vivido, que revela que puedo con esto y más. Es hora de estar en paz y hacer un verdadero cambio positivo. Estaré siempre abierta al diálogo y negociación pero como dije no me presto para malas interpretaciones de la ley ni voy a ser más tiempo diplomática con algo que no estoy de acuerdo y no es legal o justo, porque no es mi deber serlo.

Me despido con la frase de una de mis contemporáneas.

“Quiero tener siempre una pluma afilada y un corazón abierto”. -T.S.

Atte. Graciela García Ayala.

Enviado el 25 de Mayo de 2020.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s