Bitácora de fé Feat. Montclay 

Hace unos años escribí una pieza sobre encontrar la luz para la página web de una ONG de salud mental, es tan irónico escribir sobre algo que no conoces pero que a pesar de eso lo estás buscando, en ese momento escribí sobre luz y esperanza aunque era algo que no tenía, casi nunca hablo de Dios o sobre mis creencias porque siempre quiero mantener abierto mi mensaje porque crecí con personas y amigos de diversas creencias y algunos sin una en particular, pero siento que ha llegado el tiempo. Para mí Dios es quizás una entidad distinta que para muchos otros, no lo encuentro en una iglesia y no porque no esté ahí, simplemente mi comunicación con el siempre ha sido desde siempre sola en mi cuarto mirando hacia arriba cada noche, hablando como si fuera un amigo de toda la vida, para alguien que sabe lo mejor y lo peor de mí nunca deja de sorprenderme, Dios siempre nos da segundas oportunidades aún terceras y la vida nos da a veces mucho más de lo que merecemos, les recuerdo que la vida no le debe nada a nadie y Dios mucho menos, sin embargo cuando abrimos nuestro corazón a su magia y sus milagros nos encontraremos a nosotros mismos en lugares inesperados de manera positiva, mi fé actual es lo que me mantiene viva cada día aún cuando es difícil, cuando no todo brilla, la verdad no conozco otra forma en la que pudiera sobrevivir sin eso, sin fé en algo más grande que yo y sabiendo que así las posibilidades son ilimitadas, que podemos soñar en grande y sin miedo, algo que me tomó mucho tiempo, pero aquí estamos finalmente donde estábamos destinados. Quiero invitarlos en esta ocasión y en esta entrada a que busquen esa luz, cada quien tiene una manera distinta de encontrar a Dios y de llegar a el, no importa la religión o credo, quiero recordarles que Dios no discrimina a nadie nunca! Al menos no en el que yo creo y que lejos de juzgarnos está lleno de consejos y amor. Es increíble cómo puedo ver a Dios en cada persona, en cada lugar en cada cosa, que se me hace tan difícil encontrar una razón para no creer, aún cuando has visto lo peor en este mundo.Espero que aquí siempre encuentren una razón para inspirarse o seguir inspirados y espero siempre poder tener un poco o mucha ayuda de esa luz al hacer esa tarea.

Quiero dar las gracias y dedicar esta entrada a Lorena Ayala por compartir su testimonio de vida con mi persona y por inspirarme a escribir de un tema que a pesar de ser céntrico en mi vida jamás lo había hecho. 

Vestuario: Andrea Ayala.

Aretes: Gg and Moli.

Bolsa: Montclay.

Fotos: Héctor Sosa.




Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s