Carta abierta a un corazón roto.

Al principio cuando inicié  el blog tenía en mente crear un blog de opinión como el de Paolo Luers con sus famosas cartas abiertas, pero en la versión joven y contemporánea (Si! siempre he sido una escritora ambiciosa y soñadora).
Desde que empecé el blog tenía la idea de crear mis propias cartas abiertas, y finalmente esta es la primera de la serie.

El otro día mientras estaba en la casa de una amiga recordando como habían sido nuestras infancias me di cuenta que somos muchos los que llevamos un corazón roto; ya sea por el pasado con nuestros padres, o por a quienes quisimos y por alguna razón simplemente no funcionó. Sea cual sea la razón, somos muchos y muchas, jamás estamos solos con nuestro dolor. Quiero que esta carta llegue a cada corazón roto en cualquier parte, tal vez algunos estén en reconstrucción y otros quizás estén ya reconstruidos, pero muchos seguimos en el intento de armar las piezas. Hoy por hoy existe el denominado y anónimo club de los corazones rotos (cuando estaba en el colegio inventamos este termino como broma con mi grupo de amigas y es increíble ver que a pesar de los años es totalmente real), a veces sólo son grupos de amigos o amigas que más allá de la amistad y pasatiempos, comparten de cierta forma un dolor irreparable en sus vidas, pero que en algún punto cuando están juntos ese dolor se olvida, se minimiza, se disminuye la carga.  Yo soy de las que piensan que algunas cosas nunca se superan, sólo se aprende a vivir con ello o a sobrellevar el dolor, como la pérdida de un hijo, o la perdida de una pareja que amaste mucho, cada quien tiene su propia historia de cómo su corazón se rompió y cuando lo reflexiono, pienso en todas las personas que conozco y cómo la mayoría ha pasado por algo así, por un experiencia que marcó su vida y trae siempre tristeza, pero entonces; ¿Por qué hacer una carta a todos los que ya sabemos que estamos de alguna forma jodidos? Pues muy simple, porque quiero que sepan que no son los únicos, que yo me identifico con ustedes y así hay muchísimos más que se incluirían a nuestro club, pero sobre todo decirles que por mis propias experiencias vividas, no es el fin de la vida y el mundo, sé que definitivamente más tarde que temprano estarán bien. ¿Como puedo saberlo? ¡Sencillo! porque yo también llevo un corazón roto o en reconstrucción, con altos y bajos pero haciendo todo por repararlo. Una vez en una expo de arte me tocó crear una pieza de barro en la cuál tenía que plasmar como me sentía en ese momento y mi pieza fue un corazón lleno de agujeros casi destrozado lleno de espinas, casualmente terminó siendo la pieza más gustadas por su franqueza y porque como ya dije, todos tenemos o hemos tenido corazón roto en algún aspecto de nuestra vida. La respuesta de esa pieza y de otras hace ya un par de años me mostro la naturaleza humana frágil y dinámica, que si bien estamos rotos hoy sabemos que eso no es del todo algo permanente sino algo transitorio como la vida misma que siempre está cambiando.

Antes de escribir esta carta estaba consciente que no hay nada que pueda escribir aquí que cure un corazón roto, como médico se que no hay una cura para el dolor humano más que vivirlo y atravesarlo porque créanme evadiéndolo o escondiéndolo solo se vuelve peor. Pero si puedo decir que ayuda también volver nuestro dolor en una fuerza motivadora….. para lo que quieran, algunos pintan, algunos corren, otros escribimos, otros cantan y en fin cada quien encuentra algo que le ayuda a moldear el dolor en experiencia. Todos llevamos dentro de nosotros mismos la pega o energía necesaria para recuperarnos de lo que sea una y otra vez pero también la energía de otros corazones nos ayuda a enmendar o fortalecer el nuestro. A veces sin querer nos damos cuenta cómo con el cariño de los que nos rodean con corazones rotos o no, nos aceptan y ayudan a armar nuestras propias piezas. Porque al final sólo puede reparar un corazón roto aquel que ha tenido uno. En esta carta como en cada entrada del blog  les dejo una parte de mi corazón que espero les guste, se identifiquen, y de alguna manera ayude reconstruir el suyo si está roto; y si está reparado o al 100% me ayuden a compartir esta carta.

Quiero dedicar esta primera carta a dos de los corazones más generosos que alguna vez conocí y que de alguna manera hicieron a mi corazón sonreír. A Fernando y Ricardo.

Fotos A&M estudio.

Vestuario: La Boutique 503.

Maquillaje y peinado: Velvet y Gabriela Hernandez

Since I started the blog I always wanted to do my own series of open letters about topics I care about to share my opinion, this is the first of many more.

Open letter to a broken heart.

A few days ago we where at a friend’s house rembering how hard was our childhood and growing up with it, at that moment I realized that were more than one broken heart in the room, mostly of the people has been through hearbreak, losses and difficult situations, sometimes we cannot get over the pain like the lost of a son or daughter, but we learn to live with it, to survive….you may be wondering why to write about it? Simple! Cause we all have been there somehow, but most importantly I want to remember you that having a broken heart is not a permanent situation, as life goes by, we go through changes and believe me this or that hard experience will pass! I want to remember you that you can and have the power to use that energy or whatever you may be feeling into something amazing like painting, writing, get in shape, start a new project whatever you want, you choose, you have the power broken hearted or not to heal yourself and others, the love of others always make the glue to repair our heart but some people will go a step further and even will  give you a piece of theirs to mend yours. As a doctor I know that there is no pill or surgery to reconstruct a broken heart but definitely we all heal sooner than later and that eventually you will recover your full heartbeat stronger than ever, I am sure about this cause I have lived it once and again, many times and maybe my heart or your heart is full of scars but is still with that light inside brightening, pumping with every breath, hold on to it! Please do not forget this power! The power of overcome pain and heartbreak no matter how many times this occurs, this power is infinite just like you! As always in every post I leave here a piece of my heart, I hope it will help you to glue yours and if its not your case please share this letter with someone going through heavy stuff. Want to dedicate this post to two of the kindest hearts I ever met, to Fernando y Ricardo.

With so much love!

Gracie!

Xo

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s