Una oda a la amistad en New York.

A veces al subir una montaña te sentís cansada pero ese día bajo la lluvia jamás me había sentido tan viva, tenía heridas en las rodillas, estaba mojada y despeinada pero después de tanto tiempo de estar deprimida me sentía viva y felíz, no se si alguna vez se lo dije a mi amigo, pero jamás olvidé ese día, a veces llega alguien y sacude todo tu mundo, ves las cosas desde otra perspectiva pero sigues siendo tú, porque talvez al final de todo nuestras almas gemelas son nuestros mejores amigos y amigas, no un chico o chica que conociste en un bar o en la iglesia, simplemente aquel chico o chica que era tu mejor amigo o amiga de los que solias sentarte cerca en la escuela o la universidad, todas y todos eran ellos y ellas…esas eran nuestras verdaderas almas gemelas.

Dedicado a mi hermano de otra madre, Dr. Julio Iván Hernández.

Fotos: William Farol
Vestuario: Shekina

image

image

Advertisements

One thought on “Una oda a la amistad en New York.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s